19-01-2019 | 05:28 hs

Es policía, estaba ebrio y abusó de su mujer

Tras 19 años de casados, los problemas de convivencia llevaron a la pareja a vivir en cuartos separados. El acusado es un sargento, a quien ya le habían retirado el arma reglamentaria por un incidente de violencia anterior.

El ataque sexual ocurrió el jueves pasado en una casa del barrio El Tribuno, en la zona sur de la ciudad, cuando la mujer del acusado, de 43 años, regresó a su vivienda y se encontró con su marido en estado de ebriedad, por lo que se cambió y se fue al gimnasio.

Al regresar, según lo informado por la policía a La Voz de Salta, su marido, un sargento que se desempeña en el Sector 3, seguían alcoholizado, por lo que la mujer se retiró a dormir a su cuarto, donde luego se presentó el suboficiales totalmente desnudo.

La mujer sostuvo que fue amenazada por el sargento, quien pretendía someterla por la fuerza. Agregó que primero logró evadirlo y se refugió en el cuarto de sus hijos, quienes no estaban en casa, pero el suboficial la cercó y la sometió sexualmente.

Ante un descuido del agresor, la mujer logró salir de la casa y cansada de los abusos que sufría a manos de su marido, con quien ya habían una relación distanciada, se dirigió a la comisaría Séptima, donde radicó la denuncia en contra del sargento.

Explicó que su marido, con quien llevaba 19 años de casados, ya había sido denunciado por un vecino, cuando protagonizó un hecho de violencia verbal en su contra, circunstancias en que la institución la quitó el arma reglamentaria.

Pese a ello, el sargento realizó todos los trámites y recuperó su pistola. Asimismo, reveló que los episodios de violencia como el denunciado se repitieron en otras ocasiones, pero no lo denunció antes debido a que el sujeto siempre pedía perdón y aseguraba que iba a cambiar, pero las agresiones se repetían.

Ante los pedidos para sea examinada, la mujer rechazó dicho procedimiento, como así también el secuestro de prendas íntimas. Y sólo insistió para que la justicia disponga medidas que lo alejen de la casa. “Quiero que se vaya”, solicitó.

En Salvador Mazza Policía ebrio comenzó a los tiros en plena vía pública Cuando sus colegas llegaron para detenerlo, el agente los amenazó con hacerlos echar de la fuerza. Su mujer, en tanto, dijo que sólo estaba borracho y pidió que no lo detengan. “No mereces ser compañeros de mi marido”, replicó.
En Joaquín V. González Su hija se fracturó un brazo en un centro infantil y nadie sabe decirle cómo Primero le dijeron que se había caído y se golpeó la cabeza, pero luego se descubrió que tenía fracturado un brazo. Los responsables del Centro de Primera Infancia no saben explicar qué sucedió con la menor, de 2 años.
No hay detenidos Entraron a robar en el Jardín Materno de la Policía Nadie se percató sobre la presencia de los delincuentes, quienes no llegaron a llevarse mucho, pero su aparición durante el desarrollo de las actividades en el edificio. Los ladrones usaron una escalera de la dependencia para huir.
Lo persigue por todos lados Denunció a su ex novia por acoso: “No vas a vivir en paz” Cansado del acoso que padece, un comerciante de 43 años pidió ayuda en la policía para contener a su ex novia, 20 años menor que él. Dijo que la joven no acepta el rompimiento de la relación amorosa y quiere seguir con el noviazgo.
Casi le dio un paro Lo asustaron con un falso “corralito” y le sacaron cerca de 150 mil pesos La víctima fue un abuelo de 88 años, quien recién se dio cuenta de la treta en la que había caído cuando llamó a su hija para avisarle del dinero que entregó a un supuesto empleado del banco. Una suma entre dólares y pesos.
Para tener cuidado Por Facebook: acordó la compra de materiales, pagó la mitad y no recibió nada Un vecino de Villa Lavalle acordó una compra por 50 mil pesos con un supuesto vendedor de una fábrica de cemento, pero después de hacer el depósito todo se complicó. No le devolvieron el dinero ni tampoco recibió el material.