12-04-2019 | 06:11 hs

Lo asustaron con un falso “corralito” y le sacaron cerca de 150 mil pesos

La víctima fue un abuelo de 88 años, quien recién se dio cuenta de la treta en la que había caído cuando llamó a su hija para avisarle del dinero que entregó a un supuesto empleado del banco. Una suma entre dólares y pesos.

“¿Hija…ya te llego la plata?”, le dijo don Salvador a una de sus hijas, quien almorzaba junto a su familia. La mujer, extrañada por el tono y motivo de la llamada, dejó todo y atendió a su padre, un hombre de 88 años, quien al escuchar las expresiones de su hija, recién cayó en cuenta de lo que había sucedido.

Tras afirmarle que en ningún momento lo llamó para decirle nada de dinero ni tampoco sobre un supuesto “corralito” financiero, Salvador comenzó a sufrir los síntomas propios de un momento de crisis nerviosa, por lo que su hija dejó todo y se dirigió a la casa de su padre.

Al llegar, la mujer le controló la presión y después de calmarlo, Salvador pudo narrar lo sucedido. El abuelo, quien reside en la zona oeste de la ciudad, sostuvo que poco después del mediodía del lunes primero de abril, recibió el llamado de una mujer que creyó era su hija.

En ese llamado, según lo informado por la policía a La Voz de Salta, la falsa hija le hizo creer que se venía un “corralito” y que el valor del dinero se iba a desplomar, pero que estaban en condiciones de evitarlo. Claro que para ello, debía juntar todo el dinero que tenía en casa, incluso el de un ahijado, a quien el abuelo solía guardarle algunos valores.

 

Logística

 

Este dato, dejó en evidencia la logística previa que realizan los estafadores, pues ello influyó en el anciano para confiar en que la persona que lo llamaba era realmente su hija, quien, en otra táctica común de esta treta, no cortó la llamada y mantuvo al abuelo al teléfono sin darle chances a dudar.

Una vez que reunió todo el dinero, la mujer le pasó el teléfono a un supuesto empleado del banco, quien le indicó que su hija debía llenar unos formularios para que el banco acceda a recibir el dinero y hacer el cambio de los valores.

Este sujeto, segundo engranaje en la maniobra, mantuvo al jubilado entretenido hasta que otro cómplice llegó a la casa y retiró el dinero, haciéndose pasar por empleado del banco. Don Salvador entregó el dinero, totalmente confiado y esperó a comunicarse con su hija para verificar si había cumplido con sus instrucciones.

Con esta treta, los estafadores despojaron al abuelo de una suma de 60 mil pesos y alrededor de 2 mil dólares, dinero que a las víctimas le demandó toda una vida reunir, mientras a los estafadores sólo le costó uno minutos apropiarse del mismo.

En Salvador Mazza Policía ebrio comenzó a los tiros en plena vía pública Cuando sus colegas llegaron para detenerlo, el agente los amenazó con hacerlos echar de la fuerza. Su mujer, en tanto, dijo que sólo estaba borracho y pidió que no lo detengan. “No mereces ser compañeros de mi marido”, replicó.
En Joaquín V. González Su hija se fracturó un brazo en un centro infantil y nadie sabe decirle cómo Primero le dijeron que se había caído y se golpeó la cabeza, pero luego se descubrió que tenía fracturado un brazo. Los responsables del Centro de Primera Infancia no saben explicar qué sucedió con la menor, de 2 años.
No hay detenidos Entraron a robar en el Jardín Materno de la Policía Nadie se percató sobre la presencia de los delincuentes, quienes no llegaron a llevarse mucho, pero su aparición durante el desarrollo de las actividades en el edificio. Los ladrones usaron una escalera de la dependencia para huir.
Lo persigue por todos lados Denunció a su ex novia por acoso: “No vas a vivir en paz” Cansado del acoso que padece, un comerciante de 43 años pidió ayuda en la policía para contener a su ex novia, 20 años menor que él. Dijo que la joven no acepta el rompimiento de la relación amorosa y quiere seguir con el noviazgo.
Casi le dio un paro Lo asustaron con un falso “corralito” y le sacaron cerca de 150 mil pesos La víctima fue un abuelo de 88 años, quien recién se dio cuenta de la treta en la que había caído cuando llamó a su hija para avisarle del dinero que entregó a un supuesto empleado del banco. Una suma entre dólares y pesos.
Para tener cuidado Por Facebook: acordó la compra de materiales, pagó la mitad y no recibió nada Un vecino de Villa Lavalle acordó una compra por 50 mil pesos con un supuesto vendedor de una fábrica de cemento, pero después de hacer el depósito todo se complicó. No le devolvieron el dinero ni tampoco recibió el material.